Lamas de aluminio, el escudo frente al sol

Lamas de aluminio, el escudo frente al sol

Desde siempre, el aprovechamiento de la luz solar ha sido una característica importante de cualquier proyecto arquitectónico. Una vez solventado ese aspecto, la protección contra ella es un aspecto fundamental. A la vez que nos puede proporcionar calidez y un confort en el interior de los inmuebles, puede suponer un contratiempo. ¿De qué manera? Pues en forma de reflejos o exposiciones que dificulten la visibilidad, de excesivo aumento de la temperatura interior y un exceso de claridad que impida el descanso de los usuarios.

Protección

Existen diferentes tipos de mecanismos de protección frente al sol. El más utilizado son las persianas de diferentes tipos y materiales. Poco a poco esa tendencia va cambiando y es donde aparece una práctica y eficiente solución: las lamas de aluminio.

Los sistemas de protección de lamas de aluminio, poco a poco van ganando adeptos en el mundo de la arquitectura y la construcción. Las bondades del aluminio, mecánicas y estéticas, son fácilmente trasladables a este dispositivo. Cada vez más proyectos incorporan las lamas como escudo frente al sol, ya que las posibilidades de diseño son prácticamente infinitas.

Posibilidades de diseño

Es casi imposible no encontrar el tipo elemento que más se ajuste a las necesidades de cada proyecto: de lamas fijas o móviles, verticales u horizontales, de tipo corredera, plegables, proyectable,… Con el sistema elegido, el diseñador podrá dar rienda suelta a su creatividad. Gran cantidad de tamaños (generalmente 120-400 mm), texturas (anodizado y lacado) y colores de lamas protegerán el interior del edificio de la manera más eficiente posible.

Instalar lamas de aluminio como mecanismo de protección frente al sol no solo nos asegura un acierto en el diseño. También nos brindará la tranquilidad de saber que trabajamos con el material adecuado. Su solidaridad en cuanto a respuesta mecánica frente a la flexión por la acción del viento y la sobrecarga de nieve, vidrio y peso propio es máxima.

Campo de aplicación

El uso más recomendable para este sistema es en superficies de grandes dimensiones como fachadas ventiladas y muros cortina. Aún así, la utilización de las lamas de aluminio es amplia y no se limita a los elementos mencionados. Por tanto, su campo de aplicación puede ser en arquitectura residencial (por pequeña que sea la demanda) como en la ejecución de proyectos de arquitectura comercial o terciaria.

 

Por | 2017-08-07T11:12:06+00:00 7 junio 2017|Corporativa|Sin comentarios