Fachada de aluminio

Fachada de aluminio

Como en todos los aspectos de la vida, los avances tecnológicos están presentes en nuestro día a día. El mundo de la construcción no es menos y se ha ido adaptando a las soluciones tecnológicas que la modernización pone a nuestro alcance. De este modo, las fachadas de aluminio comienzan a ser claves en muchos proyectos arquitectónicos.

Las fachadas de aluminio se están imponiendo como una solución integral a las dificultades de diseño aparecidas en los últimos años. La nueva generación de fachadas de aluminio está formada por un sistema de base, con una amplia gama de montantes y travesaños. Mediante éste entramado se da respuesta a las diversas necesidades estéticas y constructivas que surgen en la actualidad.

Perfilería de aluminio

Gracias a un gran abanico de opciones en lo que a perfilería se refiere, tanto los montantes (de 16 a 250 mm.), como los travesaños (de 22,5 a 255,5 mm.) como los accesorios complementarios son comunes en las fachadas de aluminio de Cortizo. La solidaridad de estos perfiles con una estructura portante mediante uniones mecánicas, nos da la posibilidad de resolver  y ejecutar todo tipo de fachadas.  Fachadas verticales, con inclinación, en esquina a 90°, en rincón, poligonales,…Incluso módulos con vidrios de gran tamaño y peso no serán un escollo insalvable para las fachadas de aluminio.

El aluminio como solución perfecta

Uno de los sistemas más conocidos y tradicional es el sistema Stick. El vidrio se fija a la perfilería portante mediante un perfil presor continuo que fijado por el exterior a un portatornillos para dicha función. La unión del vidrio a montantes y travesaños se realizará en cuatro puntos donde se dispondrán gomas separadoras para evitar el contacto directo entre el vidrio y el metal. Se adoptará una solución estética para cubrir los elementos de montaje denominado tapeta.

Condiciones especiales como gran rotura de puente térmico y una amplia capacidad de acristalamiento (vidrios de grandes espesores y elevada eficiencia energética) dotan a estas fachadas de aluminio de unas excelentes prestaciones térmicas y acústicas. En este sentido, también cabe destacar la infinidad de acabados estéticos que nos brinda esta variante de fachadas. Al igual que en cualquier otra solución de aluminio, podemos encontrar diferentes tipos de lacado (colores, imitación de madera, antibacteriano) además de un anodizado en una gama ilimitada de colores.

Dressler Aluminio confía plenamente en las fachadas de aluminio como la solución perfecta para el correcto desarrollo de su proyecto. Consúltenos y estaremos encantados de asesorarle de la mejor manera posible.

Por | 2017-08-22T10:55:42+00:00 22 agosto 2017|Soluciones|Sin comentarios