Descubre cómo diferenciar la carpintería metálica y la carpintería de aluminio

Descubre cómo diferenciar la carpintería metálica y la carpintería de aluminio

Muchas veces parte de nuestros clientes tienen la seria duda acerca de las diferencias entre la carpintería metálica y de aluminio. Esta duda se basa, principalmente, en que existe carpintería metálica con aluminio, cosa que da a entender que es lo mismo en ambos casos. Muchas de las propiedades de esta última son muy parecidos a la metálica por lo que el comprador peca a la hora de preguntar o hacer su pedido.

La carpintería metálica

El trabajo del metal es una de las actividades de la industria humana más antiguas que existen, por lo cual en cada cultura y región encontraremos diferentes maneras y herramientas para trabajar este tipo de material.

Una de las principales manufacturas de la carpintería metálica en sus inicios después de sustituir la madera, eran las puertas y ventanas. El término como tal “carpintería metálica”en sí, es muy reciente y suele aplicarse a empresas, que se dedican a la fabricación y comercialización de productos de aluminio y metales como el hierro, cobre, latón, bronce y cristal.

Una de las principales ventajas de este tipo de carpintería es su durabilidad, su bajo coste de mantenimiento y los tipos de materiales con los que se puede trabajar.

Los principales sectores que se benefician de la carpintería metálica son: el sector de la construcción, hogar, industria el diseño de interiores entre otros. Se pueden considerar como trabajos de la carpintería metálica, la construcción de puertas, rejas de hierro, mamparas con perfiles de aluminio, cerramientos, escaleras, barandillas, ventanas de aluminio, persianas, naves industriales, estructuras especiales para la construcción, etc.

Carpintería de aluminio

La carpintería de aluminio tiene múltiples ventajas, entre ellas su fácil mantenimiento, sus averías son mínimas porque es un metal oxidado por naturaleza por lo que no sufrirá nuevas oxidaciones que disminuyan en un futuro su resistencia, es un material noble, resistente y liviano. Por ejemplo en el caso de la fabricación de ventanas de aluminio, los perfiles de aluminio no atrae la suciedad, son una garantía contra la humedad, la radiación del sol y cualquier otra incidencia meteorológica.

El aluminio además de sus ventajas que ya os mencionamos, es un material que respeta el medio ambiente ya que precisa de un bajo coste energético para su fabricación, no es tóxico y es reciclable. En cuanto a su usabilidad, es un metal que permite la adaptarse rápido y fácilmente a cualquier tipo de proyecto.

El aluminio suele incorporarse en la construcción como tal conocida como“carpintería de aluminio”. Es ideal para realizar juntas de suma precisión para cerramientos, ventanas, fachada flotante, estructuras de cubiertas etc. Para trabajar en la carpintería de aluminio, se requieren la manipulación de herramientas y equipos de suma precisión.

La carpintería de aluminio está muy ligada con el cristal, debido a su equivalencia de precisión y las posibilidades que tienen. Sin embargo a pesar de ser un metal muy resistente, no es recomendable para estructuras de edificación, por su alto costo y por su característica de fundación a baja temperatura.

Por | 2017-06-28T11:19:27+00:00 28 abril 2017|Soluciones|Sin comentarios